El inicio

Todo comenzó una soleada mañana camino de la Federación Aragonesa de Baloncesto. Sergio Ruiz se ahuecó la coleta, y mesándose la barba dijo una sola palabra: “Muscat“. Ese era el nombre que seguramente había visto en el facebook de Quique Sanz. Miró de refilón las patillas de Albericio que respondieron: “Tobed“. Así surgió esta historia de amor.

 

Pero lo mejor es realizar una aproximación al proyecto mediante esta intro: